¿Estás pensando en visitar Split en invierno? ¿Has encontrado un vuelo super barato pero no crees que tenga sentido visitar este destino durante los meses más fríos? En este post te contamos alguna de las cosas que también se pueden hacer en Split y sus alrededores en invierno.

A Croacia hay que ir en verano

Croacia es desde hace ya varios años uno de los destinos de sol y playa por excelencia. Además combina a la perfección este tipo de turismo con aquel que busca también alguna que otra visita cultural. Es uno de los primeros lugares que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en europeas playas de aguas cristalinas, y Split es una de las múltiples opciones que la Costa Dálmata nos ofrece.

Pero ni Croacia en general, ni Split en particular, se quedan es un simple destino apto para el verano.

Durante el invierno, al tratarse de una ciudad al nivel del mar, las temperaturas no suelen bajar de los 2 o 3ºC, manteniéndose entre los 7 y 13ºC durante el día. En cuanto a las lluvias, el mes del año con mayor probabilidad de precipitación es noviembre. Podéis consultar más datos en este enlace.

Nosotros hemos visitado Split en enero, y la verdad es que quitando el frío (debido al aire, más que a las bajas temperaturas) nos ha hecho muy buen tiempo. Esto nos ha permitido disfrutar de esta maravillosa ciudad y de sus alrededores, tal y como habíamos planeado:

El Palacio de Diocleciano

Este es el indispensable que no te puedes perder si vas a Split. De hecho es imposible que lo hagas porque es el corazón de la ciudad en sí misma.

Es el conjunto palaciego construido por el emperador romano Diocleciano para su retiro en el año 305 a.C.. Las partes mejor conservadas se integran perfectamente con el resto de la ciudad, algo que no te dejará indiferente.

Peristilo del Palacio de Diocleciano vacío en enero. ©2020 Viajes casi perfectos

El acceso es mayoritariamente libre y gratuito, pero ciertos lugares como la catedral o las subestructuras requieren el pago de una entrada. Están abiertos independientemente de la época del año.

Explicamos todo lo que necesitas saber sobre el Palacio de Diocleciano en Split en este post.

Pasear por la Riva y los mercadillos

A un mínimo de suerte que tengas, el sol también te permitirá en invierno darte una agradable vuelta por el paseo marítimo de Split, llamado La Riva. Y es que pocas cosas hay mejores que pasear bien abrigado junto al mar.

Te sorprenderá ver que no eres la única persona con ese plan en pleno invierno. Durante los meses más fríos, los habitantes del Split no dejan de disfrutar del mar y del buen ambiente que esta zona de la ciudad nos ofrece. Niños correteando, gente paseando o haciendo deporte, dando algo de pan a las gaviotas, charlando animadamente en los bancos… Desde luego no te encontrarás el paseo marítimo vacío.

La Riva de Split en invierno ©2020 Viajes casi perfectos

Aprovecha para respirar un poco de aire fresco y disfrutar de la luz de esta época del año. No te pierdas tampoco el maravilloso atardecer.

Después de un buen paseo, siempre puedes sentarte en una de las múltiples y concurridas terrazas que miran hacia La Riva, tomarte algo y simplemente ver a la gente pasar.

Además, junto al muro este del Palacio de Diocleciano, en la parte interior, encontrarás el Mercado de frutas y verduras, muy animado por las mañanas. En las calles adyacentes, pero ya al exterior del conjunto palaciego, podrás pasear por el Mercado Viejo. Es el principal mercado al aire libre de Split, lo que en España llamaríamos rastro.

Visitar la fortaleza de Klis

Esta es una de las cosas que puedes hacer desde Split en invierno. Ubicada en lo alto de una peña a 385 metros sobre el nivel del mar, encontramos la Fortaleza de Klis, la cual aún parece vigilar la ciudad desde la lejanía.

La historia de Klis empieza con su construcción como un pequeño fuerte por los ilirios en el siglo II a.C. Utilizada como castillo real por varios monarcas croatas, finalmente se desarrolló como gran fortaleza durante las guerras otomanas en Europa, antes de ser conquistada por los venecianos en 1648. Podéis encontrar más información en su web.

Lo que últimamente atrae a un mayor número de visitantes, es que ha sido otra de las múltiples localizaciones escogidas por Juego de Tronos para rodar algunas de sus escenas. En este caso en la temporada 4, ya que es donde principalmente se sitúa Meereen. Pero para saber dónde exactamente guarda Khaleesi a sus dragones, no te pierdas este post.

Fortaleza de Klis en enero ©2020 Viajes casi perfectos

Un detalle divertido es que al principio del camino de acceso a la fortaleza, encontramos un pequeño bar que expone orgulloso varias fotos de los actores tomadas durante las pausas del rodaje. No dejes de echarles un vistazo y sentirte como la mismísima Khaleesi, aunque sea sin dragones ni John Snow.

La fortaleza de Klis está abierta todos los días de 10:00 a 16:00 y la entrada tiene un precio de 60 kunas (unos 7,95 euros) para adultos y 20 kunas (unos 2,65 euros) para niños. En mi opinión el precio es excesivo, ya que la fortaleza está prácticamente en ruinas y vacía en su interior, salvo un pequeño museo. Aún así, merece la pena por la atmósfera que se respira y las maravillosas vistas.

Fortaleza de Klis en enero con Split al fondo, localización de Meereen en Juego de Tronos. ©2020 Viajes casi perfectos

Cómo llegar a Klis desde Split


Se encuentra a tan sólo 12 km del centro, y se puede llegar fácilmente en el autobús 22 de línea regular, desde la parada del HNK – Teatro Nacional de Split.

Allí encontraréis una ventanilla donde se adquieren los tickets. Os recomiendo que primero preguntéis los horarios porque, dependiendo del día, el autobús puede pasar cada hora. El precio del viaje en 2019 era de 13 kunas (unos 1,70 euros).

Visitar Trogir

Los orígenes de Trogir se remontan al siglo III a.C., cuando fue fundada por los colonos griegos, para posteriormente pasar a manos de los romanos. Es una diminuta isla, rodeada por murallas que alberga un caso histórico protegido por la UNESCO desde 1997.

Muchos de sus maravillosos edificios de los siglos XIII y XV se mantienen hasta hoy intactos, y el laberinto de calles de pavimento marmóreo tampoco te dejará indiferente.

Uno de sus principales puntos de interés es la Catedral de San Lorenzo, construida entre los siglos XIII y XVI. Es un edificio de tres naves de estilo veneciano, pero con añadidos y modificaciones de estilos posteriores.

La portada de la catedral es de estilo románico. Las esculturas a los lados representan a Adán y Eva, siendo los primeros desnudos escultóricos que encontramos en Croacia.

Delante de ellas podemos observar dos leones, símbolo de Venecia. También se pueden visitar el Tesoro y subir a la torre.

Portada de la Catedral de San Lorenzo en Trogir. ©2020 Viajes casi perfectos

El precio es de 25 kunas (unos 3,30 euros) y el horario durante el invierno es de 08:00 a 12:00.

Al otro lado de la plaza donde se encuentra la catedral, no te pierdas la logia del siglo XIII.

Otro de sus monumentos arquitectónicos más conocidos es el Castillo de Kamerlengo, una fortaleza que en un principio estaba unida a las murallas de la ciudad, y que data aproximadamente del año 1420.

Por lo que había leído previamente, debería estar abierto todos los días de 09:00 a 19:00, independientemente de la época del año. Pero lo cierto es que en enero, nosotros nos lo encontramos cerrado. Si esto ocurre, no te preocupes porque tampoco te pierdes gran cosa. Su mayor interés es su estructura, ya que al interior se encuentra vacío y lo cierto es que muy mal conservado.

El precio es de 25 kunas (unos 3,30 euros) para adultos y 20 kunas (2,64 kunas) para niños.

Sea como fuere, el mayor encanto de la minúscula Trogir, reside en pasear por su casco histórico rodeado de agua. Contempla sus edificios, sus pequeños comercios y las antiguas viviendas donde la colorida ropa cuelga de los tendederos.

Cómo llegar a Trogir desde Split

Para desplazarse de Split a Trogir, la mejor opción en nuestra opinión es el cómodo autobús 37 (el mismo que va al aeropuerto). El precio por trayecto en 2019 fue de 21 kunas (unos 2,77 euros) y se coge fácilmente desde la Estación Central de Autobuses.

Mapa de Split
Ubicación de la Estación Central de autobuses en Split.

Tardamos algo menos de una hora, pero el viaje es muy ameno. Puedes consultar aquí los horarios.

Cómo llegar de Split a Trogir
Trayecto desde la Estación Central de Autobuses de Split hasta Trogir.

Con todo esto, nuestra conclusión es… SÍ, anímate a visitar Split y sus alrededores también en invierno. Aunque necesites ropa de abrigo y no vayas a poder disfrutar de la playa, es un lugar que bien merece una visita en cualquier época del año.

Como todo en la vida, viajar durante los meses más fríos tiene sus pros y sus contras, pero esto no impide tener una buena experiencia y disfrutar de los diferentes lugares desde otro punto de vista.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.